Glosario

Anticuerpo: Molécula proteínica producida en el organismo por los linfocitos B como reacción al contacto con una sustancia extraña denominada antígeno. Los anticuerpos neutralizan los antígenos y son un elemento importante de la respuesta inmune contra las infecciones. Los anticuerpos también se denominan inmunoglobulinas.

Antígeno: Sustancia capaz de producir una respuesta inmune humana.

Atenuado: Debilitado; en las vacunas, debilitamiento de un virus o bacteria para despojarlo de sus propiedades patógenas.

Cápsula: Estructura anatómica que rodea el cuerpo de una bacteria.

Célula de memoria: Células T y B que controlan la capacidad del sistema inmune para recordar un determinado invasor y evitar que provoque una infección futura.

Coadyuvante: En las vacunas, sustancia que se añade para aumentar la respuesta inmune.


Dosis de refuerzo: Dosis de una vacuna para incrementar la inmunidad del organismo frente a una enfermedad.

Estabilizador: Aditivo químico que permite preservar la eficacia de una vacuna durante su transporte y almacenamiento.

Estéril: Libre de organismos vivos o sustancias contaminantes.

FDA: Siglas, en inglés, de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, organismo gubernamental responsable de evaluar la eficacia y la seguridad de los fármacos y las vacunas.

Ganglio linfático: Pequeña malla de tejido que filtra, ataca y destruye microbios perjudiciales. Parte de una red de ganglios distribuidos por todo el cuerpo para combatir las infecciones.

Inmunidad humoral: Inmunidad respecto a elementos disueltos en la sangre u otros líquidos biológicos, por ejemplo los anticuerpos sanguíneos, en vez de a células.

Inmunidad protectora: Inmunidad de un nivel lo suficientemente alto como para proteger a una persona de una infección. La inmunidad protectora puede obtenerse con una vacuna o por haber padecido una enfermedad concreta.

Linfocito: Células B o T que ayudan al sistema inmune a combatir las infecciones y que aportan inmunidad humoral (linfocito B) o celular (linfocito T).

Macrófago: Glóbulo blanco de gran tamaño que aniquila los microbios invasores y que toma los antígenos de esas células para ayudar a los linfocitos T a identificar y acabar con la infección.

Membrana: Fina capa de tejido que cubre una superficie o que divide un espacio dentro de un organismo.

Mutar: Cambiar la forma, la calidad u otras características.

Polisacárido: Molécula de hidrato de carbono o azúcar presente en las cápsulas de las bacterias.

Recubrimiento proteínico: Capa protectora de las moléculas proteínicas que cubren el cuerpo de un virus.

Sistema inmune específico: Red de células (linfocitos B y T y células presentadoras de antígenos) que tardan varios días o más en reaccionar ante una infección por primera vez, pero que reaccionan de manera más rápida y potente la vez siguiente.

Sistema inmune no específico: Red de células especializadas, por ejemplo los macrófagos, que reaccionan ante las infecciones a la misma velocidad, ya se trate de una primera invasión o de una posterior.

Toxina: Sustancia venenosa.

Varicela: Enfermedad muy contagiosa, que afecta por lo general a los niños, y que provoca la aparición en el cuerpo de erupciones cutáneas y ronchas que producen picazón.